jueves, 16 de julio de 2015

El congreso de los Panclastas, del “Libro Negro”, de Giovanni Papini

Diversos acontecimientos de la actualidad nacional española me inducen  a aumentar, si cabe, mi admiración por Papini  y su don visionario, del que este pasaje del Libro Negro, titulado “El congreso de los Panclastas”, resulta un buen ejemplo.

Seguidamente, detallo tres direcciones de blogs( ¡ apreciables blogs!) que han abordado,  y reproducido  en su totalidad, el capítulo o conversación del “chiflado Gog”, en relación a la exigencia por algunos de la libertad de todas las libertades, es decir, la reunión de los libertinos( congreso) proclamando la maldad y el perjuicio de las vigentes instituciones y normas de nuestras modernas sociedades occidentales, y, consecuentemente, proponiendo su abolición. En suma,  la imposición  en nuestro actual modus vivendi de los libertinos y su libertinaje, de los insolentes y su impertinencia, de los disolutos y su disolución, y etc. etc. 




Cogidos de éste último blog, a continuación, transcribo(copio y pego) aquellos párrafos y frases de la Conversación 33, EL CONGRESO DE LOS PANCLASTAS, a mi entender, más significativos :

 
“El congreso de los Panclastas, o sea, … de los Destructores Universales, ... de sede un circo ecuestre … Los … asientos dispuestos en círculo estaban ya ocupados por personas de todos los colores y edades: En medio … se veía un .. escenario y tribuna. Cuando entré ya estaba encaramado un viejo corpulento, que gritaba y gesticulaba …Vociferaba diciendo a gritos

—...!, ¡no queremos ser estafados y mofados! Nos han prometido la libertad, todas las libertades, y en cambio somos más esclavos que nunca. Libertad de palabra, libertad de imprenta, libertad de reunión, libertad de conciencia, pero todas ellas libertades parciales y preliminares, ... ¡A nosotros no nos bastan! Apenas son los entremeses del gran banquete de los hambrientos de libertad absoluta y total. Bien sabéis cómo junto a esas briznas de libertad, se destaca más aún la dureza de las antiguas prohibiciones de la moral, y de las viejas esclavitudes de la ley.

»Según nuestra doctrina es un insulto para la libertad del hombre toda limitación, por pequeña que sea, ...son los deseos fundamentales del hombre apropiarse de lo que le sirve, aun cuando pertenezca a otro; el deseo de quitar la vida a los que amenazan nuestros intereses y nuestros gustos; el de poseer a todas las mujeres que nos agraden, ya sean vírgenes o esposas. ..

» ¡Y todavía estamos sometidos a códigos que prohíben y castigan el robo, la rapiña, el homicidio, el adulterio y el estupro, o sea, precisamente, los actos que constituyen el verdadero fondo de nuestra naturaleza, los actos que con más gusto realizarían los hombres! Por lo tanto, ¿no es la ley la más desvergonzada violación de las libertades humanas? Los valientes que se rebelan contra esas imposiciones arbitrarias son señalados a fuego con el nombre de malhechores y se les castiga atrozmente con la prisión o la muerte. ¿Qué es lo que parlotean entonces, hablando de libertades públicas? ¡Queremos todas las libertades, … ¡No seremos libres mientras no se hayan suprimido hasta los últimos legisladores, los últimos jueces, los últimos tiranos!».

Una explosión de aplausos y de aullidos interrumpió al orador en camisa de noche

— ¡Mueran los diputados! — ¡Abajo los ministros!
http://www.elconfidencial.com/elecciones-generales/2015-12-07/las-proclamas-mas-famosas-de-podemos-que-pablo-iglesias-ha-eliminado-de-su-discurso_1114144/


Foto: Pablo Iglesias, durante el mitin de arranque de la campaña en Cádiz. (Reuters)