domingo, 29 de enero de 2017

Duermen bajo las aguas, Carmen Kurtz

Duermen bajo las aguas”, Carmen Kurtz, seudónimo  de Carmen de Rafael Marés. Círculo de Lectores. Cubierta,  J. Noguera/Printer.

Novela que hace ya unos cuantos años comencé a leer, pero luego interrumpí su lectura porque no despertaba suficientemente  mi interés. Recientemente volvió a caer en mis manos y esta vez sí que la leí de principio a fin. Según pude leer en el mismo libro, en el apartado “Autor y su obra”,  era una  “novela de cauce autobiográfico que ganó el premio Ciudad de Barcelona1954, y fue la primera que Kurtz(*) destinó a  un público de adultos, aunque desde 1943, escribía y publicaba cuentos infantiles. También se dice  que la escritora “… pretende mediante sus obras hacer una crítica del momento social al que pertenece” (¿?), aspecto que yo no he hallado en esta novela;  donde las experiencias contadas me parecieron alejadas de lo común, al menos para una mayoría. Más tarde y especialmente después de haber leído un artículo titulado “Las heroínas de Carmen Kurtz “por Cristina López Pavía, me hizo meditar acerca de mis iniciales consideraciones y releer, detenidamente, su biografía, tanto la que consta en el ya citado apartado del libro como la hallada en Wikipedia y en la página de escritoras.com.

Carmen de Rafael Morés,  nació en 1911 , en el seno de una familia de la burguesía barcelonesa, descendiente, tanto por parte de padre como de madre, de indianos de ascendencia catalana, cuyos ambos abuelos estaban casados con mujeres estadounidenses. Detalles que creo  necesarios conocer para acercarnos a la autora de esta novela, que fue- como antes ya he dicho - la primera de sus obras dirigida a un público adulto, pese a llevar  ya unos cuantos años escribiendo para niños. Ficción, pues, en la que están recogidos muchos detalles y sucesos  de su biografía. Muchos sí, pero otros muchos no, los cuales dejaron marca imborrable en su existencia, “que- en palabras de la propia autora - no supimos decir”,  o, tal vez, añado yo, no quisimos decir, “y duerman,  bajo las aguas y esperan su turno para salir a flote”.

De esta autora sólo he leído esta novela que,en su primera parte, tiene a Barcelona como escenario de fondo. La Barcelona, nada más y nada menos, de los años previos a la contienda civil del 36. ¡Período especialmente singular y crítico para todos los que en ella vivían!(1) Pero que  no se ve reflejado en el extenso y detallado relato  en torno a la vida de su protagonista,  Pilar, una joven catalana de familia bien, en los convulsivos años veinte, treinta y cuarenta, en la Historia de España y mundial.    Detalles e historias  contados desde la infancia, con descripción bastante pormenorizada de la composición del grupo familiar y del ambiente del hogar  paterno, donde eran cinco hermanos, chicas y chicos, huérfanos de madre, bajo la batuta de un muy “singular” padre. (E “impar” para su hija). Los capítulos dedicados a esta etapa de la infancia, adolescencia y primera juventud, resultan amenos  por las particularidades  familiares que allí se explican,  nada comunes para la mayoría de sus contemporáneos en aquella ciudad, Barcelona, y en aquellos tiempos(primer tercio del XX).  Pasajes que dan una visión de la protagonista y de su familia como parte  de una élite social,  burguesía catalana.  Historias de cuya lectura saqué la conclusión de que la  protagonista estaba convencida de  ser distinta al resto de los mortales. Luego,  en la segunda parte de la novela,fuera ya de su particular y elitista  entorno familiar,las narraciones  concernientes a sus propias experiencias como mujer joven casada y dependiente  en todo de un marido al que acompaña en sus múltiples traslados por motivos laborales en un país que no es el suyo, y en un mundo en guerra, la acercan  a la dura realidad . La realidad de muchos.


Me ha parecido muy interesante todo lo leído entorno a la autora y su contexto biográfico e histórico. 
_______________
(*)Carmen Kurtz decide dedicarse profesionalmente a la literatura infantil y juvenil, así, en 1962, se publica Oscar cosmonauta, primer libro de la que será una exitosa serie de novelas con Oscar como protagonista, y que la hace quedar finalista del premio más importante de la literatura infantil y juvenil en España, el Lazarillo, y la coloca en la lista de honor del galardón más importante a nivel mundial, el Hans Christian Andersen.
(1)  Sacados de Wikipedia, corto y pego  el apartado titulado Barcelona durante la República:]
Barcelona, capital de la región catalana, había sido un tradicional bastión del republicanismo español desde el siglo XIX y la ciudad aceptó rápidamente la proclamación de la República tras las elecciones municipales del 12 de abril de 1931 ganadas por la Esquerra Republicana de Catalunya (ERC). Ello motivó que el nacionalismo catalán se manifestase prontamente como una fuerza política considerable, creándose la Generalidad de Cataluña para satisfacer las demandas de los nacionalistas catalanes, lo cual introducía un nuevo elemento adicional a las pugnas de izquierdas y derechas durante el periodo republicano. Durante la Revolución de Asturias de 1934, los nacionalistas catalanes más apegados a la izquierda política, dirigidos por Lluís Companys, trataron de proclamar un «Estado catalán dentro de la República Federal Española» el día 6 de octubre, pero la revuelta careció de apoyo armado y Companys capituló con sus seguidores al día siguiente. La rivalidad política entre las fuerzas de izquierda y derecha en Cataluña se vio complicada por el nacionalismo catalán como tercer factor; entre los líderes nacionalistas catalanes habían ciertamente una mayor identificación con la izquierda española que apoyaba las reivindicaciones autonomistas (sin llegar al separatismo) pero muchos militantes nacionalistas aún rechazaban el izquierdismo de sus líderes y se mostraban mucho más conservadores en cuestiones políticas. En ese contexto, Barcelona era la segunda ciudad más poblada de España, su principal puerto comercial en el Mediterráneo, una fuerte plaza comercial y bancaria, y poseía mayores núcleos industriales que la propia Madrid, por lo cual dentro de la urbe barcelonesa convivían tanto los mayores sindicatos de España como las principales firmas comerciales de la gran burguesía española.”